lunes, septiembre 25, 2006

El caos, de Juan Rodolfo Wilcock


Profunda inquietud

El caos, de Juan Rodolfo Wilcock. Buenos Aires, Sudamericana, 2004. 260 páginas.

J.R. Wilcock (1919-1978) es uno de los escritores argentinos que hicieron de la inquietud y de la provocación un estilo vital.

Sus seductoramente extrañas narraciones están atravesadas por la deformidad en cualquiera de sus manifestaciones: desde lo aparencial y físico de una situación o de un personaje a la compleja textura de una mente alucinada, “extraviada” en un mundo paralelo. Todas sus obras indagan en el concepto de lo monstruoso en su sentido etimológico: “monstruo” significa “advertencia”. Wilcock investiga cómo esos seres hablan desde una realidad fantástica para delatar enfermedades sociales de ésta. La reedición que editorial Sudamericana está realizando de sus obras resulta más que necesaria. Así, El caos, publicado originalmente en 1974 en la colección El Espejo –que dirigía entonces Enrique Pezzoni—, permite redescubrir a un Wilcock complejo pero clarísimo en esta búsqueda por contraste de la verdadera naturaleza humana. Afirmaciones como “la tendencia natural de las cosas es el desorden” o “nadie puede soportar demasiada realidad” salen de la boca de los personajes de los cuentos de El caos. En “Los donguis”, uno de los cuentos, construye una inquietante evocación de la ciudad de Mendoza y de la cordillera, cuya lectura se convierte en puro placer.

(C) Patricia Rodón
Publicado en Diario UNO, Mendoza, Argentina

2 comentarios:

lafotocosa dijo...

Me gusta muchisimo Wilcock. El Libro de los Monstruos es una coleccion de maravillas.

mgalonso dijo...

Creo que "la sinagoga de los iconoclastas" debiera formar parte de loslibros de texto de las universidades en español.
manuelgaralonso@gmail.com